Comparsa: "la rebelion de los necios"

La rebelión de los necios


La presentación es para el grupo. Intenta explicar el tipo, pero no termina de quedar claro. Intento fallido, pero suena bien y promete. Vistosa puesta en escena. En el primer pasodoble se lamentan de que siguen pensando los nombres, que se manejan los puntos en función de los intereses y que se “arropa el caciquismo”. Que es mentira eso de que todos partidos iguales y que ellos también se pegan “cuatro meses de fríos ensayos”. Lástima una palabra gruesa de más. El segundo es una crítica a la alcaldesa por la falta de trabajadores de Cádiz en las obras que se realizan en la ciudad. El primero cuplé, un pelín desafortunado, a las formas de las tumbas de los famosos. Huelga decir de qué tiene forma la de Jorge Javier Vázquez. Más tele en el segundo, con el programa ‘Hombres, mujeres y viceversa’. Mejorable. Buen estribillo “si por ser rebelde me llega la muerte que muerte más bella”. Buen popurrí. Bien construido y diciendo cosas. El grupo a la altura. Sin abusar de los contraltos, pero mostrando que tiene capacidad para ello. Las letras están muy bien. El autor sigue madurando y eso se nota. Muy buen trabajo.

Chirigota: "los que son felices sin comer perdices"

Los que son felices sin comer perdices


Primer pasodoble a los políticos corruptos, a los que pondría a trabajar de obreros para que supieran con “su sudor y su esfuerzo cada euro que han robado”. A su compañera , que pese a que “tiene lo que tiene” es “su mejor compañera”, a la que dicen que no encontró mejor momento para decirle que la quieren. Primer cuplé a que lo ven todo positivo, que la cosa está tan mal que le dijo la mujer “me voy con otro” y le contestó “esperarse que cojo a los niños y voy con vosotros”. El segundo a su ganas de morsegar y a que incluso pagaría las multas por ponerse en top less. En el estribillo, le encuentran algo bueno a todo, menos a Zapatero. El popurrí tiene buenas ideas y algunas están bien rematadas. Simpático y se pasa rápido. Eso siempre es importante.

Coros: "mirando por cÁdiz"

Mirando por cádiz


Ya están aquí los “morsegones”. De mirones, satirones y morsegones se nos presentan este año los coristas de Valdés. Dejan claro sus intenciones de todo tipo desde el inicio. Como siempre música de tango sencilla y con mucha melodía. Cortito de duración, para no complicar la cosa. La primera letra a su forma de entender el coro. Se vuelven a defender de las críticas. La segunda a la educación que recibió de sus padres y que ahora echan de menos en la infanta y juventud actual. Los cuplés desiguales. El primero, más flojito, a los programas que hay cada noche en la televisión. El segundo, mejor y con maldad carnavalesca, a Falete, que “tira la piedra y esconde la mano”. Estribillo, muy de sus estilo. El popurrí es, como todos los suyos, muy entretenido y ameno. Muy buenas cuartetas y otras que al menos sacan la sonrisa. Sembrá la cuarteta de “donde caben dos caben tres”.