Comparsa: " el remolcador de cÁdiz "

El remolcador de cádiz


.La comparsa de Pepe Mata llega con una puesta en escena que trata de representar que se lleva a Cádiz fuera de este rincón. Primer pasodoble a la doble vida de un hombre, marido se supone ejemplar, que cada dos meses viaja a Sudamérica para mantener relaciones con menores. El segundo homenaje al ‘Vaporcito’, pero al pasodoble de ‘Los hombres del Mar’ de Paco Alba, uno de los himnos de esta fiesta. Lo hacen además, quitándose el gabán, para parecerse al tipo de la comparsa del Brujo. Bonita música. El grupo da la sensación que la interpreta más pausado que en su primera presencia en este concurso. El primer cuplé a la bajada de los termómetros, que su mujer pensó que era de precio. El segundo, basado en un chiste, sobre los juegos se casapuerta de una joven pareja. El estribillo es bonito.

Chirigota: " los mister "

Los mÍster


Estos entrenadores chiclaneros defienden su sapiencia deportiva y futbolera en la presentación. Y con las ideas claras: “Vamos a entrenar, a entrenar pa llegar a la final. Pa llegar a la final tu no llegas ni aunque te entrene Guardiola”. Provocan risas y comienzan a interactuar con una parte del público, que los conoce a casi todos. Primer pasodoble a los problemas con el peso de su mujer y el plan que les ponen ellos por aquellos de que son entrenadores. El segundo, al indenpendentismo vasco, comenzando con el debate sobre si juega la selección de fútbol allí. Acaban diciendo que el impendentismo se arriba al estado cuando la cosa se pone caliente “y si un atunero vasco es secuestrado en aguas de Somalia lo tiene que rescatar el Gobierno de España”. En ambos comienzan explicando lo que cantan sobre la pizarra, como entrenadores, y con la llegada del trío dejan de hacerlo y la música ganan en calidad. Los cuplés estuvieron más que simpáticos los dos y con el mejor estribillo de la noche. El primero a los mundiales de atletismos con los problemas en torno al sexo de la atleta sudafricana. El segundo sobre la visita de Zapatero y su familia a Estados Unidos y la vestimenta de sus hijas. El estribillo en el que parecen que hablan de un entrenamiento deportivo y se trata de la escapada de los toros de la película de Tom Cruise. El popurrí acentúa la sensación de que han ido de menos a más. Muy gracioso y conseguido. Sobre todos la cuarteta de Makele (“jugaba conmigo pero en la ducha era mi enemigo) y la de la selección de natación sincronizada. Buen sabor de boca el que han dejado estos chirigoteros.

Comparsa: " la mujer luchadora "

La mujer luchadora


Presentación muy afinada de esta comparsa mixta con la que Juan Fernández regresa con su grupo. Vienen representando a mujeres de la antigüedad que luchaban por sus pueblos como los hombres. En el primer pasodoble unen la letra de presentación, en la que dicen que la mujer luchadora es heredera de otras muchas de otras épocas, como Lola la piconera. Por ello, lamentan que en San Juan de Dios no haya una Lola la piconera. En el segundo abordan la polémica que se originó con la retransmisión del mensaje de Navidad del rey en el País Vasco, algo que celebra el grupo como “una hazaña”. Bonita música de pasodoble. Muy Juan Fernández. El primer cuplé, con música chirigotera, bromean con la retransmisión de las campanas de fin de año por Belén Esteban. El segundo sobre una reunión de tuppersex que organizan un grupo de amigo. Buen estribillo y muy bien cantado. En el popurrí hacen un repaso a las diferentes formas y facetas de mujer luchadora a lo largo de los tiempos y en la actualidad. Muy bien cantado y muy trabajado. Las letras muy acertadas al tipo y al hecho de que la mayoría del grupo son mujeres. “Una madre es la gloria y la gloria es mi madre”, es la última frase de esta comparsa que ha dejado un buen sabor de boca.

Coro: "los caperucitos muy enrollaos, el cuento..."

Los caperucitos mu enrollaos, este cuento no se ha acabao


El coro sevillano homenajea a la primera chirigota que vino desde la capital hispalense y lo hace con un tipo de caperucitos bien creciditos. En su presentación relatan lo que supone para ellos participar en el concurso del Falla y el Carnaval. Algún problema en la afinación en este inicio del repertorio no fue suficiente para bajarle los ánimos a estos sevillanos. En el primer tanto recuerda la historia de Los Caperucitos enrollaos, y el reencuentro que supone este coro, que mantiene viva (junto a un buen puñado de grupos) la llama sevillana en el carnaval sevillano. En el segundo, insisten en la ilusión que les produce cantar en Cádiz y lo comparan con lo que supone para muchos sevillanos la Semana Santa. En esta letra se defienden de las críticas que reciben de muchos “capillitas” hispalenses por participar en Cádiz. Dos cuplés desiguales dan paso a un estribillo muy 'carresulero'. Llama la atención que dan la introducción de los cuplés con pitos, en claro homenaje a esa chirigota a la que vienen recordando. El popurrí demostró una vez que este coro sevillano evoluciona concurso a concurso. Esta última parte del repertorio resultó amena y con algunas cuartetas destacadas. Eso sí, tuvo demasiados altibajos.

Chirigota: " !!! cuidao que voy ¡¡¡

¡¡¡cuidao que voy!!!


Los paracas de Sevilla regresan con todas sus fobias y miedos a las alturas. Simpática presentación. Primer pasodoble a la guerra de Afganistán, donde dicen que no puede haber misión humanitaria si siguen muriendo soldados españoles bajo fuego enemigo. Por eso piden que retiren “nuestras tropas porque en Afganistán no está nuestra guerra”. El segundo no queda nada claro a quién va dirigido. Al principio parece que a los medios, pero luego parece atacar a la afición y finalmente al jurado… Buen final con el guiño de venir más “pre parao”. Insisto en la música, muy bonita, aunque a lo mejor no está bien aprovechada. Primer cuplé, directamente, malo. A las confianzas de un ciego con su familia. El segundo a una madre que está desconocida con “la menopausia” y muy violenta. Algo mejor. Lo mejor de la tanda, el estribillo. El popurrí sigue manteniendo un buen nivel. Hace tanto que cantaron en preliminares que los golpes siguen funcionando. Algunas cuartetas son muy buenas y el público lo agradece.

Cuarteto: "cuarteto milenio"

Cuarteto milenio


.El cuarteto sufre en sus carnes casi desde el principio el cachondeíto del público. Estuvieron dignos en su primer pase, pero se ve que le queda grande los cuartos de final. Gastaron toda la munición en preliminares y esta vez están demasiado cortos. Agradecen que el pase de la primera fase sólo sea con una actuación más.

Comparsa: "en el pais de los ciegos"

En el paÍs de los ciegos


Primera comparsa de la provincia de Huelva. Salvo el matiz de elegir este tipo de ciegos pese a que uno de ellos vaya de tuerto (aún está muy fresco el recuerdo de La niña de mis ojos, con la que incluso coinciden en los tonos del disfraz) es una comparsa agradable de oír. En la presentación ya dejan claro el sello con el que se hacen estas agrupaciones en la provincia vecina, y resulta agradable musicalmente. El primer pasodoble sobre diferentes cegueras, la música es algo larga y se enreda un poco la letra. Acaban con el asesinato de Marta del Castillo. El segundo a Joan Laporta y al uso político que hace del Barcelona con desafortunado final. El insulto fácil refleja falta de argumentos. Es demasiado largo y se pierde el hilo de lo que viene contando. Está bien cantado, sin estridencias. La música de los cuplés es muy chirigotera y ellos tratan de reforzar esta sensación con movimientos de chirigota clásica. El primero de ellos a Belén Estebán, que “tiene a toa España acarajotá”. El segundo sobre las salidas nocturnas de su hijo. El estribillo, a su Punta Umbría, es más largo que cuplé. El popurrí tiene algunas cuartetas de mérito, aunque otras son excesivamente rebuscadas e incluso prolongadas en el tiempo.

Chirigota: asi somos yo ( los esquisofrÉnicos )

Asi somos yo (los esquisofrénicos)


.La presentación hace un repaso a todos los problemas que tienen por eso de ser esquizofrénicos y hablar con ese alguien que nadie ve. Primer pasodoble a los duendes que tiene en la cabeza, Zapatero y Rajoy, que no le “sirve ninguno pan a”. El segundo a una visita que hace a la tierra con su amigo el extraterrestre y le sirve como piropo a Andalucía al final. Música muy estilo Selu García Cossío. Tiene partes muy melódicas, pero la cortan por los guiños que hacen en el mismo. El primero a los peligros del deporte y de hacer footing por la calle. Discreto. Segundo cuplé con el temita de los toros de la película de Tom Cruise, utilizando un chiste final que ya ha salido dos veces en lo que va de concurso. Estribillo, simpaticón, sin más. El popurrí es decente, con un par de buenos golpes. Provocan un par de risas, algo complicado tal y como está el patio del butacas mientras actuaban.

Coro: el coliseo

El coliseo


El coro mixto de San Fernando ha abierto este concurso de 2010 con un tipo en el que la puesta en escena viene a representar al Teatro Falla, el coliseo, y los componentes visten un tipo de soldado romano pasado por el tamiz del Carnaval de Cádiz. Esa idea es la que explican en su presentación, que cuentan que aunque llevan muchos años aquí vuelven a la arena. El primer tango les sirve de presentación, pero también para reivindicarse tras lo que consideran cajonazo injusto del pasado concurso, en el que no pasaron el corte. La letra insiste en que en el concurso siguen pesando los nombres y otros intereses tanto o más que los repertorios. El segundo tango defiende el papel como rey absoluto de la fiesta del tango. Reconocen el tirón de la chirigota, pero no creen que haya que considerarla la reina, ya que ese rol es para la composición genuina de los coros. La tanda de los cuplés la inician bromeando con su condición de primera agrupación del concurso, algo que ya vivieron hace dos certámenes. En el segundo llega el primer chiste sobre el rodaje de la película de Tom Cruise y Cameron Díaz, los toros y su escapada, con broma final alusiva a la cornamenta y el marido. En el popurrí con músicas muy conocidas de agrupaciones más o menos clásicas hace un repaso a las cuatro modalidades del concurso y a lo que suponen para la fiesta. En cada una repasa a los nombres más importantes. En la última cuarteta recuerda el centenario del Falla.